Gombrich y su historia breve

Hace poco más de un año escribí esta nota sobre Breve historia del mundo de Gombrich; la reproduzco ahora:

Allá por los años treinta del siglo pasado Ernst Gombrich se dio a la tarea de escribir un libro para niños y jóvenes, pero un buen libro, un libro de historia universal. El estilo se basa en un lenguaje claro, ameno y apasionante. Cómo me habría gustado que así hubieran sido mis clases de historia en la primaria, seguramente no habría cometido la torpeza de evadirla. La sencillez con que está escrita la obra hace innecesarias las ilustraciones, pero funcionan como un buen incentivo si la lectura nos resultara tediosa.

El primer capítulo es una alegoría de la ciencia histórica, un ejemplo práctico que nos muestra las limitaciones de la historia, lo que es capaz de lograr y lo que probablemente nunca sabrá. Seguidamente Gombrich nos lleva desde el paleolítico a la edad de bronce y así da pie a la historia antigua, procurando mantener paralelamente las culturas occidentales y de oriente próximo. Como es de suponer, no profundiza tanto en las civilizaciones del lejano oriente –China  y Japón–, pero las tiene en cuenta cuando es necesario: a partir de la modernidad.

Me parece un libro fundamental para aquellos que han estado guardando un recelo a la historia aunque el autor mismo nos advierte que seguramente habrá cosas inciertas o erróneas; y tiene razón, por ejemplo, cuando habla de los míticos sacrificios humanos de los mexicas o aztecas. Pero vamos, la distancia geográfica, temporal y cultural siempre suponen la aceptación de algunos mitos como verdades. Tampoco se le puede reprochar simpleza pues en una obra de poco más de trescientas páginas no se puede hablar de cada pasaje de nuestra historia, sin embargo se puede ver la erudición de este maestro en materia de arte.

Al final hay un epílogo donde Gombrich aclara algunas cosas que ha escrito, cosas como motivos reales para que la Segunda Guerra Mundial estallara, por nombrar una. Queda, pues, la invitación a la lectura de Breve historia del mundo, no se tardan más de dos semanas, y no sólo para aquellos que se inician en la historia, que siempre es bueno recordar y aprender aunque sea sólo una pequeña cosa.

 David Baizabal, enero 3, 2011

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s