Sin categoría

Música internamente breve

La brevedad puede seducir al común de las personas, pero que un individuo logre seducirla, dominarla, amarrarla, darle la vuelta, cogerla del rabo (que chille esa puta), azotarla, como escribió Octavio Paz respecto a las palabras, es algo que no sucede todos los días, ni todas las décadas. Las letras breves se han lucido desde que el hombre confeccionó sus primeras historias; pero su música, aún cuando creara piezas breves (digamos, un preludio) no se podía concebir como esencialmente breve. Una triple, cúadruple corchea, una nota que de tan breve no logra apreciarse es como un poema de una sola sílaba. Fortuna musical la que heredó Julián Carrillo con su sonido 13: lo breve no está en su extensión temporal sino en su dimensión musical; un semitono dividido que puede durar tantos compases como cualquier nota en un compás cualquiera.

      Hay otra forma de brevedad, o una variación: la sencillez de la estructura del minimalismo; pero Philip Glass, por ejemplo antonomásico, puede esperar.

Preludio a Colón

http://www.youtube.com/watch?v=lOihGnn6HoE

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s